Esencia mediterránea, la que nos lleva a viajar hasta Valencia para descubrir los apartamentos turísticos de La Más Bonita. Una mirada al pasado que refleja un atractivo y bonito diseño actual, que enamora a todo aquel que lo descubre. Y tú, ¿Te vas a quedar sin vivir esta experiencia inolvidable?

¡¡¡Buenos días a todos!!!

Nuevo año, nuevo post, nuevo viaje para descubrir, en esta ocasión, cuatro apartamentos turísticos requetebonitos. Cuatro apartamentos, distintos entre sí, pero con una esencia común, la del mar mediterráneo que los baña. Y es que ponemos rumbo hasta la costa valenciana, para vivir una experiencia única, y completa; la que implica alojarnos en los apartamentos turísticos de La Más Bonita.

Rehabilitar un edificio y mantener su esencia, sus materiales, a la vez que llevarlo a la actualidad, darle un nuevo aire, y conseguir un diseño que enamore, no es tarea fácil. Y las chicas de El Ático Interiorismo, lo han conseguido con esta vivienda situada en el histórico barrio del Cabañal. Se han recuperado vigas, techos y muro de ladrillo visto. ¿El resultado? ¡Descúbrelo tu mismo!

Cuatro apartamentos, Cala Bonita, Cala Mordida, Cala Blava y Cala salada, todos ellos  maravillosos, sencillos, elegantes, en el que las paredes blancas, el suelo de microcemento y la madera de sabina son los principales protagonistas, y todo bañado con un toque de color, que no podía ser otro que el azul turquesa, que tanto caracteriza a La Más Bonita, aplicado en sus carpinterías de estilo tradicional.

Cala Bonita, es un apartamento coqueto (¡nos encanta su toque rosa en el mobiliario del dormitorio que contrasta con la madera y los toques en dorado!), y el más señorial de todos; piedra, madera e hierro marcan su esencia. Un apartamento con guiños al pasado pero con la comodidad de los tiempos en los que vivimos.

Abrir sus amplios ventanales implica llenar el amplio espacio diáfano de luz natural, creando una sensación de naturalidad simplemente mágico. ¿Lo mejor de este apartamento? Sin duda, sus espectaculares vistas desde la terraza privada hacia el puerto y al bonito patio interior.

Cala Blava es sinónimo de modernidad. Elementos más vanguardistas como el micro cemento o las superficies corian hacen su presencia y unidos a la linealidad de su diseño lo convierten en el más cercano al siglo XXI.

En Cala Mordida, es donde quizás resalten más el color turquesa de puertas y ventanas, frente al blanco de sus muros y los adornos de estilo mediterráneo que invaden el espacio.

Por último, Cala Salada, el apartamento más ibicenco de todos. Marcado por un estilo rústico, los toques artesanales en la madera y una decoración basada en colores tierras, lo hacen ser el más acogedor de todos.

Una experiencia única la de alojarse en La casa del Puerto. Unos increíbles apartamentos que rodean al patio más bonito que podrías imaginar, en el que el toque de color lo ponen las buganvillas que destacan aún más si cabe frente a los muros blancos intercalados con ladrillo visto. 

¿Qué os ha parecido? Esperamos que os hayan enamorado como han hecho con nosotros. ¡No hemos encontrado mejor forma de empezar el año que enseñándoos estos bonitos apartamentos!

Gracias por comenzar este nuevo año junto a nosotras. ¡Por un 2018 en el que sigamos poniendo toques de Mint a nuestras vidas!

(Vía)