Hobo es mucho más que el nuevo hotel de diseño de Estocolmo. Hobo es un punto de encuentro, un lugar de trabajo, o un lugar en el que pasar un buen rato. Y, como no, alojarte en él. 

¡¡¡Buenos días a todos!!!

¿Que os parece si este nuevo miércoles viajamos hasta Estocolmo? Nuevo país, nueva ciudad y nueva experiencia la que os proponemos hoy.  Lo nórdico nos atrae, y todo el diseño que viene de allí nos apasiona, por lo que viajar a Suecia, a la que no habíamos tenido ocasión de trasladarnos aún, nos pareció una idea simplemente genial.

Y situado en un edificio de la década de los 70, y diseñado por el Studio Aisslinger de Berlín, encontramos un hotel de ambiente discreto y fresco. En el que conviven lo moderno y lo vintage, lo natural con las innovaciones tecnológicas, lo hippie con lo funky. Descubrir Hobo es adentrarnos en un mundo lleno de sorpresas y en el que crear experiencias memorables.

hobo_fachada

hobo_zonas-comunes-03

Lo primero que nos atraen de este hotel son sus zonas comunes. Dos pisos del edificio están destinados a ellas. Un restaurante, bar, espacios para eventos y zonas pop-up. Todas pensadas para el cliente, en las que relajarse, disfrutar y convivir con el resto de huéspedes. 

hobo_zonas-comunes-05-detalle

hobo_zonas-comunes-04

Y lo harán rodeados de un frondosa vegetación y una mezcla explosiva de colores. Un estilo industrial, que juega con una combinación llamativa, alegre y divertida de mobiliarios y textiles. Juvenil, acogedor, el lugar perfecto como punto de encuentro. ¡Y es que es imposible no disfrutar y estar de un excelente humor entre estas cuatro paredes!

hobo_zonas-comunes-06

hobo_zonas-comunes-07

hobo_zonas-comunes-02

hobo_zonas-comunes-01

Funcionalidad y flexibilidad describen el diseño de las 201 habitaciones. Elegantes, amplias y llenas de colores, muestran un diseño inteligente, pensado hasta el más mínimo detalle. Un diseño puro y moderno, con la cama en el centro de la habitación y con vistas hacia la ciudad es su principal atracción.

Destacan sus paredes forradas de una madera ligera y clara, que hace parecer el espacio aún más grande; los cabeceros, que en su doble funcionalidad, juegan con el espacio, crean una separación perfecta entre las zonas de trabajo y la de descanso; o sus soluciones de almacenamiento. ¿Os habéis fijado como las paredes están sutilmente perforadas para colgar la ropa de los huéspedes?

hobo_dormitorio-01

hobo_dormitorio-02

hobo_dormitorio-04

hobo_dormitorio-03-detalle

Difícil querer salir a disfrutar de la ciudad si ante tus ojos tienes un diseño tan atractivo. Hobo o descubrir Estocolmo. Difícil elección.

Esperamos que hayáis disfrutado de este gran hotel. ¡Feliz miércoles! Y no os olvidéis, ¡a ponerle un poco de Mint a vuestras vidas!

(Vía)

Imágenes: Patricia Parinejad +  Hobo