Una clínica dental cuyo objetivo es la creación de sonrisas bonitas y a lo que el diseño de interior ayuda y mucho. 

¡¡¡Buenos días!!!

Volvemos de nuevo cargadas de cosas bonitas para enseñaros. Esta semana toca espacio comercial y os traemos una clínica dental que seguro te saca una sonrisa. Se trata de Somriures

A nadie, en general, le gusta ir al dentista pero si el espacio en el que se encuentra es agradable todo resulta más sencillo. El reto de este proyecto ha sido sin duda generar un espacio acogedor y divertido que haga a los clientes salir de él con una sonrisa, y sin duda el equipo de Masquespacio lo ha conseguido.

Por medio de la búsqueda de un elemento protagonista han conseguido crear un hilo conductor entre identidad y distribución. Una escultura de 2.884 listones de madera cuelga desde el techo y de algunas paredes generando por medio de formas orgánicas una gran sonrisa. Ésta a su vez guía al cliente a orientarse en el interior del espacio. 

Si hablamos de colores el turquesa y el blanco son los protagonistas. Toques de dorado, piel marrón y azul oscuro también están presentes. En resumen colores suaves con pinceladas de contraste. Una combinación muy acertada para generar sensaciones limpias y agradables en los clientes.

¿Qué te ha parecido el resultado del proyecto? A nosotras desde que lo vimos nos encantó, sobretodo por las sensaciones que logra transmitir a los clientes, que en definitiva es el objetivo del diseño de interior. Sin duda tanto trabajar allí como acudir como cliente debe ser una experiencia maravillosa. Felicidades de nuevo al equipo de Masquespacio.

(Vía)