¡¡¡Buenos días!!!

Si, viajamos en esta ocasión hasta Mallorca. Miedos aparte, en barco o en avión, allá que nos vamos. Y es que a pocos minutos del pintoresco pueblo de Santanyí, nos encontramos con el hotel Cal Reiet, un lugar idílico en el que relajarse, buscar tranquilidad y cargar las pilas para afrontar la vuelta a la rutina llenos de vitalidad y optimismo. ¿Acaso no es lo que buscamos cuando hacemos una escapadita?

En Cal Reiet nos reciben unos preciosos jardines que nos hacen ser conscientes de que hay vida más allá del estrés de la rutina. ¡Y es que no hay nada mejor para desconectar como rodearse de bonitos paisajes! Por ello este hotel es ideal para los amantes de la naturaleza, pues se encuentra muy cerca de algunas reservas naturales del Mediterráneo. Hacer senderismo, dar un paseo en bici e incluso practicar submarinismo en algunas de las preciosas calas de agua cristalina que se encuentran en las proximidades, son algunas de las actividades que podremos hacer si nos alojamos en este hotel.

imagen01

imagen02

Pero vayamos al kit de la cuestión. A lo que realmente nos ha hecho traer ese hotel a nuestro blog. Y no puede ser otra cosa más que el diseño tan exquisito que acompaña a este hotel. Un diseño obra de la empresa Bloomint. Entre las 15 habitaciones con las que cuenta, destacan para nosotras sus casas de invitados por sus completas instalaciones. Pequeños apartamentos dentro de esta gran casa en los que su auténtico ambiente harán que os sintáis como en casa.

imagen03

imagen04

imagen06

imagen07

Y en todas ellas su decoración mantiene la esencia que rodea a todo el hotel. Un hotel  elegante pero a la vez de estilo chic ruralSencillo y acogedor, de líneas puras e informal, que evoca tradición y nostalgia por su lujoso pasado, de habitaciones simples pero a su vez  suntuosas.  Destacan sus estancias tan blancas, que transmiten armonía y relajación; inundadas de luz, que aportan calma, e introduciendo materiales como la madera, la piedra natural o el esparto, y grandes toques de vegetación, que no hacen más que acercar la naturaleza a las habitaciones, lo accesible a los inquilinos, buscando el equilibrio perfecto entre la tierra, el mar y el sol.

imagen05

imagen09

Y una vez más nos fijamos en sus terrazas ¡Qué maravilla! ¡Aquí si que se puede descansar de verdad! Confortables, rústicas, de luz agradable, que emanan armonía, felicidad y sobre todo bienestar. Porque ese es el gran pilar de este hotel y por el que apuestan continuamente. Por la comodidad de sus huéspedes.

imagen10

imagen11

Y a vosotros ¿Qué os transmite este hotel? ¿No os fascina?

Hasta aquí llegamos por hoy. Esperamos que este nuevo viaje os haya dado fuerzas para afrontar lo que queda de semana. ¡Ya sabéis donde ir si necesitáis un retiro de verdad para unas vacaciones!

Y recuerda…¡pon un poco de mint en tu vida!

(Via)

Imágenes: Stella Rotger

610442114

stellarotger@gmail.com